VIDEO_Jornadas de Otoño de Lebrija 2020_Rycardo Moreno y José Valencia

Los artistas lebrijanos José Valencia y Rycardo Moreno por un cuplé por bulerías en las JORNADAS DE OTOÑO FLAMENCO DE LEBRIJA

Cante: José Valencia.

Guitarra: Rycardo Moreno.

A las palmas, Manuel y Juan Diego Valencia.

Interpretan unos cuplés por bulerías de Gaspar de Perrate.

Flamenco

Rycardo Moreno en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Entrevista a JOSÉ VALENCIA en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

El cantaor lebrijano se acuerda de su abuelo y nos habla de su último trabajo La Alta Torre que pronto estará en la calle

Se diría que el cantaor José Valencia estaba como en su casa en estas bodegas situadas en la loma de Overo de González Palacios de Lebrija. Y además se notaba la emoción de la pandemia, la oportunidad de cantar habiéndose cancelados tantos y tantos recitales en los últimos meses.

José Valencia empezó pregonando, como en su disco Directo, vendiendo las brevas maduras como merengues, una manera también de definirse, creciéndose de la soleá a la bulería. Acompañado de la guitarra de Juan Requena y de las palmas de Juan Diego y Manuel Valencia. José es voz y es compás.

Un recital rotundo y experimentado. Todo en él suena profundo. Los tangos brillaron con la musicalidad de Requena. Y la seguiriya nos pareció limpia y sin alharacas inútiles. Pensábamos que con el final por bulerías estaba ya todo vendido y a buen precio y nos podíamos ir para casa con la faena bien hecha.

Pero estos dos jóvenes artistas de Lebrija son incombustibles. No se conforman con nada. José Valencia y Rycardo Moreno prepararon un broche final a su recital compartido que nos sorprendió a todos. Los primeros acordes y los primeros versos del “Devorador devorado” de Eduardo Galeano nos anclaron en los asientos. Esto sí que es una declaración de intenciones. Para que después sitúen a Lebrija dentro de la cueva. Cuando está abierta al mundo que le rodea, mientras sus artistas no paren de crear de esta manera. Con este gusto. Sabiendo lo que hacen.

Lo último sí que fue un regalo caído del cielo. Unos cuplecitos, como dicen en Utrera, de Gaspar de Perrate, llevados al escenario ya para los más sensibles de corazón.

Estuvimos hablando con José Valencia después del recital. Hay tres temas que nos dan curiosidad y se los preguntamos a modo de #testFlamenco:

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

- Un referente

JV: “Mi abuelo. Porque fue el que inculcó desde chiquitito, el que me obligó desde pequeñito, el que me enseñó que las cosas hay que trabajarlas y hay que estudiarlas. El que apostó por mí desde siempre cuando nadie creía en mí. Porque era mi abuelo y me dio la vida y lo amo con locura”.

- ¿Qué te traes entre manos?

JV: “Pues el disco de La Alta Torre, que ahora con el maldito virus… pues estamos esperando a ver cuándo. Pero bueno, ya lo tenemos grabado, estamos en mezclas y máster y ya pronto si Dios quiere estará en al calle. No tiene nada que ver lo que es un directo (en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020) con lo que es una grabación, siempre se mima mucho más musicalmente, en afinaciones, en instrumentación, se enriquece más. La esencia es la misma, los textos de Bécquer y los cantes tal cual, pero más enriquecido a nivel musical”.

- ¿Vamos a salir mejores de esta pandemia?

JV: “No, no vamos a salir mejores. Yo pensaba en la primera hora que íbamos a salir mejores. Pero el ser humano está demostrando que es un mal bicho, me incluyo yo. Si alguien se ofende, lo siento, pero yo también estoy dentro de eso y me estoy considerando mala persona en ese sentido. No nos hemos enterado de nada. Después de todas las circunstancias malas que estamos pasando todos, sobre todo mucha gente que no tiene nada, confinados, sin dinero, sin paga, enfermos, sin atención médica… y seguimos dudando, peleándonos por el poder, por mientras yo esté vivo que a los demás les den… si después de siete meses seguimos peleándonos es que no hemos aprendido nada”.

REPORTAJE DE FOTOS de Araceli Pardal

 

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

Rycardo Moreno en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

Flamenco

José Valencia en las Jornadas de Otoño de Lebrija 2020

JOSÉ VALENCIA desafía al huracán en su espectáculo La Alta Torre de la Bienal de Flamenco 2020

Rodeado de maravillosos músicos y junto a la voz de Sandra Carrasco, triunfa en el Lope de Vega de Sevilla

Dicen del romanticismo, cuyo máximo representante es el poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, que “entra en contacto con la intimidad del alma humana”. El espectáculo La Alta Torre ha crecido sobremanera desde que José Valencia diera su concierto extraordinario en la Maestranza de Sevilla, a finales de 2018, y desde que los lebrijanos tuviéramos la oportunidad de disfrutarlo en el marco de las Bodegas del Marqués de San Gil, en abril de 2019.

Un trabajo, propiciado por el Centro de Iniciativas Culturales (CICUS) de la Universidad de Sevilla, que ha ido prosperando desde la idea y el asesoramiento literario del profesor, escritor y periodista Paco Robles, hasta la dirección escénica de Belén Candil en la Bienal de Flamenco de Sevilla de este 2020.

Flamenco

José Valencia presenta La Alta Torre en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020

El flamenco se impone, no obstante, en la poderosa voz del cantaor lebrijano José Valencia, por encima del enorme peso literario de las Rimas de Bécquer, que condensan en frases cortas todo un mundo de ideas y sentimientos; y de la puesta en escena, cuyo hilo conductor está a cargo de los poemas recitados por el actor Moncho Sánchez-Diezma.

Solamente la seguiriya inicial de José Valencia, cantada en una atmósfera lúgubre y sombría sobre el escenario, coloca el cante en el epicentro del espectáculo. El cantaor sostiene la voz con una maestría extraordinaria y transmite la pena amarga de la sinrazón: “qué solos se quedan los muertos”.

Mención especial a los vientos de Diego Villegas que contribuye a lograr el ambiente de “vida y misterio” propio del romanticismo. Armónica y saxo, el “eco del suspiro” donde se mece el cante, forma sombras y luces, y añade pasión sobre el escenario.

Una vez más con José Valencia, los que estuvimos nos sentimos privilegiados. Los romances se adaptan perfectamente a las Rimas del poeta y por tangos se siguen diciendo sus versos eternos. Por una mirada, yo te doy un mundo. Por una sonrisa, yo te doy un cielo. Por un beso, te regalo este recital plagado de momentos mágicos, como el mundo fandango que recrea sentado en un banco del Parque de María Luisa con la guitarra amiga de Juan Requena, cuya batuta se adivina a lo largo de todo el espectáculo.

Flamenco

José Valencia presenta La Alta Torre en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020

Con tiempo también para el chascarrillo y la genialidad a compás. Como cuando Juan Requena y los percusionistas, Manuel y JuanDiego Valencia, se ponen a divagar junto a José Valencia sobre la poesía con el age y el soniquete propio de los gitanos de Lebrija.

Llega el batir de alas con la voz aterciopelada y poderosa de la onubense Sandra Carrasco, a la que el cantaor le deja su espacio. Como colofón final el dueto de dos voces distintas que se crecen una en la otra. La Alta Torre compartida y Las Golondrinas en la cima del espectáculo. El público sobrecogido ¿qué ha sido eso? El amor que pasa…

Flamenco

José Valencia presenta La Alta Torre en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020