MISA FLAMENCA del 50 Aniversario de la hermandad de los Gitanos de Lebrija

Los cantaores lebrijanos José Valencia y Anabel Valencia ilustran la Eucaristía que se celebra en San Francisco ante las imágenes titulares de los Gitanos

Celebración de la Solemne Misa Pontifical con motivo del 50 Aniversario de la reorganización de la Hermandad de los Gitanos de Lebrija. Al cante, José Valencia y Anabel Valencia, acompañados de la guitarra de Curro Vargas.

#noticiasBIENAL Charlas ilustradas con cante, talleres y exposiciones de fotografía

José Valencia acompaña al director de la Bienal, Antonio Zoido, en un recorrido histórico desde el siglo XVIII

El director de la Bienal, Antonio Zoido, y el cantaor lebrijano José Valencia han ofrecido hoy martes, 25 de septiembre, una charla ilustrada con cante flamenco, en el Paraninfo del Rectorado de la Universidad de Sevilla.

Antonio Zoido ha narrado acontecimientos históricos desde el siglo XVIII, complementados con diferentes cantes y coplas flamencas que transmitieron dichos acontecimientos, como una manera de certificar que el arte jondo no ha sido sólo poesía lírica, también testimonio histórico.

Flamenco

Foto Bienal_Conferencia ilustrada Antonio Zoido y José Valencia

El cantaor José Valencia, que estrenó “Bashavel” hace sólo unos días, ha acompañado esta disertación interpretando coplas antiguas referidas a los textos.

EXPOFLAMENCO Hacia un nuevo sueño

Flamenco

Foto Bienal_ExpoFlamenco Hacia un sueño

Justo después y en el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS), Antonio Zoido, José Valencia y otros artistas como Tomás de Perrate, también han podido disfrutar de una visita guiada a la exposición sobre fotografía flamenca “Hacia un nuevo sueño”, con obras de artistas como Steven Khan, Cristóbal Hara o Gilles Larrain, seleccionadas por el comisario Juan Carlos Sánchez de Lamadrid. Esta exposición, que se puede visitar desde el 7 al 30 de septiembre (fines de semana NO) en la Sala Cajasús del espacio situado el número 1 de la calle Madre de Dios, cuenta con la colaboración del Proyecto Atalaya.

COBERTURA FOTO Talleres de fotografía durante la Bienal

Flamenco

Foto Bienal_Taller de fotografía Antonio Pérez

Durante la Bienal de Flamenco se puede también aprender a ver el flamenco desde un objetivo fotográfico. El centro de ensañanza Cobertura Photo alberga una exposición y da un curso de fotografía, a cargo del fotógrafo Antonio Pérez.

El lunes se produjo en este centro una interesante reunión con un grupo de estudiantes internacionales de fotografía, pertenecientes al prestigioso International Center of Photography de Nueva York.

Alberto Rojas, director de Cobertura Photo, explicó a los estudiantes que este taller les ofrece “la posibilidad de ir desarrollando trabajos gracias a la colaboración de la Bienal, que ofrece el acceso a espacios y momentos como los pases gráficos previos a los espectáculos”, además de la inestimable guía del fotógrafo Antonio Pérez. Pérez, quien dirige el taller, describió la imagen del flamenco como “muy dinámica pero que se olvida rápidamente”, por lo que el título del taller, “De lo divino y de lo humano”, se refiere a “la idea de que esa imagen permanezca en la memoria, como algo casi cercano a la mística o al duende”.

Tato Olivas, autor de la exposición “Amor de Dios, amor incierto”, que también acoge Cobertura Photo, explicó que se su intención con la misma era la de recuperar el espíritu de “la academia de flamenco más importante”, la de Antonio el Bailarín, durante los meses anteriores a su cierre.

JORNADAS sobre LA TRANSMISIÓN VIVENCIAL GITANA_Los gitanos hablan en primera persona sobre el flamenco

El maestro, artista y escritor Pedro Peña reivindica para el pueblo gitano “un legado musical insólito que me llega de generaciones”

El artista y pensador Pedro Peña reivindicó, para el pueblo gitano, “la autoría, la creación y la tenencia del flamenco” en una conferencia magistral que inauguraba las Jornadas sobre “La Transmisión Vivencial Gitana como clave del flamenco”.

11pedro

 

En estas Jornadas, que se celebran en la Fundación Valentín de Madariaga, se debate sobre la desgitanización del flamenco imperante en la industria, grupos de poder y administraciones públicas, cuando “somos los gitanos los principales protagonistas en la génesis, desarrollo y mantenimiento del flamenco”. Los representantes de Bernó Strategies, verdaderos artífices de las jornadas, han destacado la oportunidad de que “los gitanos hablemos de nuestra propia historia”.

Pedro Peña lo tiene claro: “en mis adentros bulle la herencia de un legado musical insólito, que me llega a través de muchas generaciones anteriores”. El autor del libro Los Gitanos Flamencos fue exponiendo sus ideas desde su propia experiencia y rechazando dogmas de fe equivocados: lo gitano y el flamenco. “Ni los gitanos somos todos iguales ni el flamenco es uniforme, existen dos grandes parcelas: el flamenco gitano y el folklore andaluz”.

Frente a otras teorías que se van poniendo de moda y que buscan en el origen del flamenco las músicas árabes, judías o negras, Pedro Peña habló de la semejanza del flamenco con las músicas indias: “la microtonalidad, las escalas musicales, la transmisión a través de los mayores” y fue exponiendo otros rasgos del flamenco como “el compás, el eco o el metal de la voz y la localización geográfica”.

Por si cabía la menor duda sobre la sabiduría y la jondura de este pensador gitano, Pedro Peña hizo una ronda de soleares atribuídas a cantaoras y cantaores gitanos, más de una veintena, que fue desgranando haciendo compás sobre la mesa y entonando de manera muy diferente según las diferentes creatividades. Para el deleite del público, que entusiasmado agradeció la presencia de este artista, miembro de una saga familiar privilegiada, y referente artístico y humano en el mundo del flamenco.

MESA REDONDA Un discurso gitano sobre el flamenco

En la mesa redonda que se celebró tras la conferencia hubo debate. Moderada por José Heredia Moreno, trató sobre “la desnaturalización del flamenco”. Para el periodista Antonio Ortega “el flamenco pierde su seña de identidad, los cantes gitanos se expresan de forma natural en el seno de las familias y son patrimonio de la cultura gitana”.

Iván Periáñez, antropólogo, acaba de entregar su tesis que reconoce que “para saber de flamenco hay que conocer la cultura gitana”. No es un tema fácil para tratarlo académicamente. Iván parte de su propia experiencia y asegura que “no se acaba el cante, porque detrás está la cultura gitana”. A través de su tesis pretende demostrar “la propiedad de nuestras músicas, que se transmiten de generación en generación”.

Ha llegado el tiempo de la reflexión, el colectivo gitano alza su propia voz para reivindicar “un cambio de paradigma en la investiación del flamenco”. El historiador del arte, Miguel Ángel Vargas, tiene sus propias contradiciones: “por un lado están los códigos familiares y por otro el salto individual que da cada uno en su proceso creativo”.

La industrialización del flamenco, el negocio de la cultura, sigue unso criterios que nada tienen que ver con los del ámbito familiar. José Heredia lo deja claro en un momento del debate: “la industria nos somete, nos minusvalora, nos olvida, niega ese proceso familiar y antropológico que mantiene vivo el flamenco”. ¿Cuál es el patrimonio universal que hay que defender? La Unesco no debe velar por los intereses económicos del mercado, sino precisamente por ese legado de las fgamilias gitanas, para que no se pierda y se reconozca por el total de la sociedad.

Recital de José Valencia con la guitarra de Pedro María Peña