IX ZAMBOMBA DEL BAR CASA BOCHO en homenaje a Concha Vargas y su hijo Curro Vargas

Gran ambiente navideño con lleno absoluto y la participación de numerosos grupos de villancicos

Concha Vargas y su hijo, el guitarrista Curro Vargas, recibieron con especial cariño la Zambomba de Plata de la novena edición de la Zambomba Flamenca de Bar Casa Bocho.

Seguidamente, actuaron numerosos colaboradores de Carlos del Bocho, como Luis de Chimenea, el grupo de Los Chaborrós y un conjunto de voces de Blas Infante y de allegados a la familia.

El ambiente estaba a rebozar, muchas ganas de festejar la Navidad y de hacerlo en compañía. os dejamos un reportaje de fotos:

Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018


Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018


Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018

Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018


Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018

Flamenco

Zambomba Flamenca en Bar Casa Bocho de Lebrija_Zambomba de Plata para Concha Vargas, dic 2018

MIGUEL FUNI en el templo flamenco de la Torres Macarena

El cantaor lebrijano conserva la emoción sobre las tablas, donde estuvo acompañado de la guitarra de Antonio Moya

No hay quien pueda con Miguel Funi. El pasado viernes en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla demostró fuerza y vitalidad sobre las tablas, conservando el estilo propio de pureza que lo ha caracterizado a lo largo de su larga vida profesional. No pudimos ir, pero grandes aficionados nos han comentado que era mucho lo que el cantaor lebrijano transmitía durante su actuación, en la que estuvo acompañado de la guitarra de Antonio Moya.

Y después el respeto que impone la figura de Miguel Funi. Desde que subió al escenario, el público en pie aplaudiendo. Y sus escuderos Luis Peña y Javier Heredia, queriéndolo y admirándolo sobre el escenario. Un recital a lo largo del cual el cantaor fue rejuveneciendo y recuperando la energía con la que hace años fue uno de los principales protagonistas de las fiestas vivenciales de transmisión flamenca. No en vano, tras la actuación, el cante continuó en el patio de la Peña Flamenca hasta la madrugada. Seguro que fue un día de los señalaítos para los socios de tan ilustre templo flamenco.

Reportaje fotográfico de ANTONIO PÉREZ

Flamenco

MIGUEL FUNI en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla 2018

Flamenco

MIGUEL FUNI en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla 2018

Flamenco

MIGUEL FUNI en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla 2018

Flamenco

MIGUEL FUNI en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla 2018

Flamenco

MIGUEL FUNI en la Peña Flamenca Torres Macarena de Sevilla 2018

Homenaje al CD1 FIESTA de las Noches Gitanas de Lebrija

La Caseta Curro Malena se vuelca con aquellas voces que reunió Pedro Bacán en el primer disco de la colección mítica

Bulerías de Lebrija. Más de tres cuartos de hora de bulerías a compás en las voces de La Perrenga, La Morena, Manuel de la Costá y Diego el Daíto. Los dos últimos temas los canta el propio Pedro Bacán. El CD1 FIESTA de las Noches Gitanas de Lebrija, grabado en el año 1991, es un disco imprescindible para conocer la seña de identidad del flamenco que se canta en Lebrija y que tiene su propia carta de presentación.

La Caseta Curro Malena ha querido reconocer en la Feria 2018 este trabajo a Pedro Bacán y reunió en la tarde del sábado, 15 de septiembre, a aquellos artistas aficionados que intervinieron en el disco y a sus familiares más cercanos. Sebastián Peña, hijo de Pedro, se refirió al toque de su padre “que de chico he sentido y de mayor he comprendido” y agradeció el homenaje porque “estas reuniones son las que le gustaban a mi padre y de aquí sacar la magia”.

Precisamente de Rey Mago calificó el presentador del acto a Pedro Bacán. Manuel Carrasco dijo que rey porque era el mejor de la sonanta, y mago porque sacaba de la guitarra lo que muchos no podían.

Fue un acto de recuerdo, de mucho cariño y de anécdotas. Las mujeres nos han dejado. El hijo de La Perrenga, Juan Peña “Pajarito”, estaba especialmente emocionado con el recuerdo de su madre. Dijo que “Pedro Bacán en mi casa era uno más”. Por su parte, el hijo de La Morena, Maolichi, dijo sentirse muy orgulloso cuando se enteró que su madre viajaba a Francia junto a Pedro Bacán.

Manuel de la Costá hace dos temas en el disco: Yo tengo un marimoñero y Saliste con el gusto. Contó en el acto cómo Pedro Bacán se llegó a su casa a por él y se hicieron amigos. Diego El Daíto era el más esperado. ya muy mayor no pudo acercarse a la Feria. Sus bulerías Al pintá una paloma son santo y seña de los artistas de Lebrija. Su hija Bori recibió por él el reconocimiento.

También estaba presente el cantaor y poeta Diego Vargas, que interviene en otros volúmenes de las Noches Gitanas. Contó cómo se armaba la fiesta de manera espontánea, que es lo que buscaba Pedro Bacán: “Quien tiene estos discos en su casa, tiene un tesoro”.

El acto terminó por bulerías, como no podía ser de otra manera. Se sumaron a la fiesta Manuel de la Costá, Diego Vargas, Curro Vargas y Antonio Soto. Les acompañó a la guitarra Malena Chico. Y en el público, todas esas familias gitanas de Lebrija que atesoran en su seno una forma de expresión que ha llevado al flamenco a su máximo reconocimiento.