Fernanda Peña en el Allegro_El flamenco como refugio

La cantaora lebrijana, con la guitarra de Curro Vargas, ofrece un recital con gusto en un local del barrio de la Macarena

La cantaora lebrijana Fernanda Peña ha ofrecido, acompañada de la guitarra de Curro Vargas, un recital con mucho gusto, cargado de referencias familiares, tirando de memoria y exhibiendo juventud. El local Allegro Ma Non Troppo, situado en el barrio de la Macarena de Sevilla, garantiza intimidad y cercanía entre los artistas y el público, que apenas subía de las 50 personas, todos entregados y con buena afición.

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

Fernanda Peña comienza por granaínas y sienta las bases de lo que va a ser el recital, cantado por lo bajito, al natural y con arranques flamencos de gran autenticidad. De forma inmediata se mete con la seguiriya. No todo el mundo puede con la seguiriya, hay que tener conocimiento y rebuscarse en la memoria, aunque la artista sea aún tan joven.

Las cantiñas son marca de la casa, y Fernanda las ejecuta animada por los olés a compás de su tía Inés Bacán, presente en el recital. La guitarra de Curro Vargas se compromete y se involucra, protagonizando falsetas que añaden sabiduría rítmica al recital.

Fernando Peña le mete mano a la malagueña con una letra de Manuel Torre que ha escuchado cantar a muchos artistas.

Por buscar la flor que amaba / entré en el jardín de Venus
encontré a la liz morena / que es la flor que yo buscaba
para que alivie mis penas.

Señal que la joven cantaora tiene afición y sabe escuchar, y que quizás esté llegando a un nuevo eslabón de su carrera profesional. La soleá así lo atestigua. Eso es el tiempo, retenido en este íntimo lugar, el que lo dirá.

Con el final por bulerías le hace caso a su tía Inés y canta el cuplé que inmortalizaran las hermanas de Utrera, María de las Mercedes. Se lanza con los cuplés con gracia y confianza en su procedencia familiar. El local, que gestiona Bastián Bacán en su parte flamenca, promete momentos de categoría, basados en “la escuela vivencial del flamenco”, como bien dijo el desaparecido guitarrista lebrijano Pedro Bacán. Se trata de un flamenco que cuenta historias y que nos ofreció una noche con paladar gracias a Fernanda Peña y Curro Vargas.

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

 

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

 

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

 

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024

 

Flamenco

Fernanda Peña y Curro Vargas en el Allegro Ma Non Troppo de Sevilla 2024