Entrevista a Gerardo Núñez: “En la música cada uno habla su propio idioma y lo que hacemos es compartir”

Hablamos con Gerardo Núñez una vez finalizado el I Certamen Internacional de Guitarra Solera Flamenca Ciudad de Lebrija, en las butacas del Teatro Municipal “Juan Bernabé” de Lebrija. Un guitarrista de primera fila que ha tocado con los mejores de muy diferentes disciplinas, desde el flamenco, el jazz y la música clásica. Muy asociado a la formación de músicos jóvenes, sin embargo nos confiesa que no cree en la enseñanza reglada. Su apoyo a Rycardo Moreno es rotundo.

Flamenco

I Certamen Internacional de Guitarra Solera Flamenca Ciudad de Lebrija 2021_Gerardo Núñez

LebrijaFlamenca.com: Guitarra flamenca abierta a todo tipo de músicas ¿encajas en esa definición?

Gerardo Núñez: Más que guitarra, guitarrista. Soy una persona abierta al mundo, a compartir y a disfrutar del arte. El arte no tiene propietarios, nadie es propietario del arte, ni los flamencos siquiera. Por lo tanto, allá donde haya arte hay una posibilidad de disfrutar y de vivir ese momento.

A mí siempre me ha gustado mucho compartir la música, me refiero, con cualquier estilo de expresión artística. He hecho muchos conciertos con música clásica, con la Orquesta Sinfónica de Chicago, en Italia, en Suiza… y he hecho conciertos con Plácido Domingo, con Teresa Berganza… y del mundo del jazz muchísimo, me gusta mucho la música en general.

“El arte no tiene propietarios, nadie es propietario del arte, ni los flamencos siquiera”

Soy un guitarrista criado en Jerez, allí hice mis pinitos tocándole a Terremoto, a tío Borrico, a María Soleá,… Tengo mis raíces muy claras. Sé quién soy. Y no pretendo tocar como ellos. Cuando toco con la gente del jazz o con los clásicos, no pretendo hacer fusión. Yo nunca he hecho fusión, cada uno habla en su propio idioma. Yo sé lo que ellos hacen y los entiendo y lo que hacemos es compartir. No voy a pretender que un saxofonista que viene de Nueva York haga una falseta por bulerías de las mías. Cada uno habla su idioma y lo que hacemos es compartir.

LF: Conociendo tantas músicas, ¿dónde sitúas al flamenco entre todas las músicas del mundo?

Gerardo Núñez: El flamenco tiene dos cualidades muy atractivas que han hecho que tenga su propio sitio en el mundo: la pasión y la disciplina. Para tocar como han tocado estos chicos de hoy, si no tienen disciplina no lo pueden hacer. Sin disciplina es imposible, pero sin pasión no habría flamenco tampoco. Son dos conceptos muy atractivos para el público en general en el mundo.

Lo que está ocurriendo es que cada vez estamos más internacionalizados, más conectados a través de las redes y tal vez, estemos asistiendo a una generación de guitarristas flamencos que no han tenido la suerte de vivir lo que hemos vivido nosotros: las fiestas, los bautizos, los conciertos con tío Borrico, toda la noche en Madrid en el Candela con Enrique Morente, con Camarón, con Habichuela, todo el mundo compartiendo, dando y recibiendo.

El flamenco tiene dos cualidades muy atractivas que han hecho que tenga su propio sitio en el mundo: la pasión y la disciplina

Quizás estemos asistiendo en la guitarra flamenca, a un flamenco un poco más universal. Donde cada vez más la guitarra es la excusa de la música, de la música mundial, de la música en general. Porque digamos que los guitarristas de hoy en día no son Diego de Morón o Morao o los guitarristas antiguos. Ya son grandes músicos, no solamente guitarristas, sino grandes músicos.

LF: El Certamen de Guitarra Ciudad de Lebrija está dedicado a la bulería, que identifica a una tierra, a una manera de tocar. ¿Qué significa la bulería para ti?

Gerardo Núñez: La bulería es nuestra bandera. Imagínate, yo me he criado en Jerez y he vivido en Jerez hasta que me fui a Madrid. Hablo de Jerez, de Lebrija, de toda esta zona. La bulería es nuestro buque insignia musical, de nuestra cultura, porque forma parte de nosotros. En Jerez, van los niños al colegio y van tocando por bulerías. Es nuestro vínculo cultural.

“La bulería es nuestra bandera, nuestro buque insignia. Hablo de Jerez, de Lebrija, de toda esta zona”

A nivel musical, tenemos un ritmo muy versátil, que aunque nosotros lo dividamos como una amalgama, que no es un 3×4 ni un 6×8, pero es muy versátil, porque el 6×8 funciona bien. Y es un ritmo que se puede adaptar muy bien a cualquier tipo de música. Y eso hace que la bulería sea nuestro mascarón de proa.

LF: Estás muy relacionado con la formación, ¿qué te han dado a ti todos estos chavales? Tienes muchos discípulos.

Gerardo Núñez: Conmigo han estudiado muchísima gente, pero sin embargo no creo en el sistema educativo musical. Por ejemplo, a mí me llaman y me dicen “¿tú das clases?”. Y les digo que no. O me dicen “¿tú cuánto cobras la hora?”. Y les digo que yo no doy clases y menos por horas. Me dicen en un conservatorio “son quince horas lectivas” y yo digo ¿cómo? Si a lo mejor yo necesito 30 o necesito solo dos. Para mí, la educación de un guitarrista flamenco es integral, la práctica, la teoría y las vivencias son muy importantes.

Muchos guitarristas vienen conmigo y me ayudan a coger la uva, ahí en mi finca en Trebujena. Y estamos toda la mañana cogiendo uvas y están aprendiendo muchísimo, hablando de guitarra, de flamenco y de arte. Las mejores clases de guitarra se hacen en los camerinos antes de salir al concierto. Ahí es donde está el momento. Antonio Rey, Jesús del Rosario, todos estos grandes niños han sido alumnos míos y yo les he pegado un empujoncito y los he dejado solos en el escenario, y lo han pasado muy mal porque eran muy jóvenes. Pero con los años han reconocido que tiene que ser así. Digamos que me interesa la didáctica desde ese punto de vista. No la reglada, que no me interesa para nada.

“Para mí, la educación de un guitarrista flamenco es integral, la práctica, la teoría y las vivencias son muy importantes”

LF: El Certamen se ha celebrado en Lebrija, un sitio que se identifica con la guitarra flamenca y con esa cultura musical antes y ahora. ¿Cómo ves Lebrija y la guitarra flamenca?

Flamenco

I Certamen Internacional de Guitarra Solera Flamenca Ciudad de Lebrija 2021

Gerardo Núñez: Lebrija siempre ha tenido su importancia en el mundo de la guitarra flamenca. Ahora tenemos grandes guitarristas, en este caso Rycardo [Moreno], que es un gran compositor, con su mundo peculiar, diferente, muy fresco.

Lo importante de este Certamen es que sepamos valorar que hay una persona que ha tenido una iniciativa y ha luchado por conseguirla, porque lo más fácil es quedarte en tu casa en el sofá esperando que suene el teléfono. Y lo más fácil también es cerrar los teatros y hasta nuevo aviso. Y yo creo que abrir el teatro tiene que ser necesario. Se ha demostrado que podemos hacer conciertos y que los focos de contagios nunca han estado en los teatros, porque hay distancia y está todo saneado.

“Se ha demostrado que podemos hacer conciertos y que los focos de contagios nunca han estado en los teatros”

Quiero resaltar la iniciativa de una persona que hay que apoyarla pero de forma que el certamen sea autosuficiente, porque cuando haya cambio político corre el riesgo de desaparecer. Las ayudas oficiales son caramelos envenenados, porque mientras que la tienes muy bueno, pero el día que falta desaparece todo ese esfuerzo que tú hiciste durante esos años.

Que Lebrija sepa que hay un emprendedor, un luchador que es Rycardo y que hay que apoyarlo porque necesitamos emprendedores. Vivimos en una tierra demasiado subvencionada, tanto en el trabajo, en el campo… necesitamos gente que sea capaz de crear riqueza en nuestra propia tierra. Desde el punto de vista cultural, industrial, me da igual… pero a veces digo, por favor, dejadme trabajar.

Sobre Araceli Pardal

Periodista. Vivo en Lebrija.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>