RESUMEN DE LA CARACOLÁ LEBRIJANA 2019

El Caracol de Oro a Manuel de Paula, los artistas locales, la exposición de fotografías de Ramón Amaya y los espectáculos en la calle como grandes atractivos flamencos

Por fin se reconoció la figura de Manuel de Paula como se merece y el artista lebrijano pasó a engrasar la lista de los Caracoles de Oro que concede la Caracolá Lebrijana. Y él correspondió como se merece, con el gran espectáculo El Espejo de la Memoria en el que recordaba toda su trayectoria profesional y de vivencias familiares, con especial protagonismo de su hermana Josefa Valencia, el bailaor jerezano Diego de la Magara y los artistas lebrijanos José Valencia y Anabel Valencia.

Exposición de fotos de Ramón Amaya

El fotógrafo Ramón Amaya ilustró la Caracolá Lebrijana de 2019 con su exposición fotográfica Memoria de los Festivales Flamencos, en la que se hacía especial homenaje también a Manuel de Paula y todos los grandes artistas que se coronaron en los festivales de una época gloriosa entre 1988 y 1992. Una exposición con gran acogida de público, con detalles cuidados y una sala de visionado de videos de aquella época que reflejan el gran caudal creativo de las familias gitanas de Lebrija.

Actividades callejeras y de libre acceso

Es la primera vez que en este nuevo formato de la Caracolá Lebrijana se incluyen, con gran éxito, actividades callejeras de libre acceso. En esta ocasión fueron las voces jóvenes de las Tres Dinastías representadas con Antonio Carrasco El Maleno, Luis Vargas y Pedro Peña, acompañados de las guitarras de Curro Vargas y Currito Malena. Queda demostrado que en Lebrija hay flamenco para una larga temporada, mientras los jóvenes vengan cantando con esa rigurosidad y personalidad apabullante.

El segundo día de actividades callejeras fue en la plaza Juan Díaz de Solís y a cargo de la japonesa La Yunko, querida y admirada en esta tierra de Lebrija con la que guarda una estrecha y alargada relación. Lleno absoluto y lujo de bata de cola y mantón para un público selecto.

Artistas locales en escenarios íntimos

¿Qué mejor que venir a escuchar a la gran Inés Bacán en su propia casa, que es Lebrija. Noche para no olvidar con Inés Bacán y María José Carrasco en el Patio de los Naranjos,a compañadas de las guitarras de Antonio Moya y Curro Vargas, respectivamente.

Pero la Caracolá Lebrijana comenzaba con el listón bien alto que pensábamos que ya no se iba a superar. La artista local Anabel Valencia hizo un recital de cante en el que se entregó como si se jugara su carrera profesional entera. Nos traía como artista invitado a la guitarra de Juan Requena, gracias a lo que nos ofreció unos tangos con sabor a Arroyo de la Miel. El público vibró en las bodegas de la casa del Marqués de San Gil.

Un artista de Lebrija que lleva toda su vida profesional fuera de estas tierras, pero que pasea su nombre con orgullo, Luis de Lebrija, ilustró al mesa redonda sobre la figura de Manuel de Paula en el Patio de la Clavería.

En las azoteas flamencas, también un cantaor representante de una saga familiar, Luis Malena, que se hizo acompañar de la guitarra de Manuel de Palma. La Peña Flamenca se convierte en anfitriona y escenario de la Caracolá Lebrijana y en la segunda noche de azoteas nos ofrece un recital de tremendo éxito a cargo del jovencísimo Purili con la guitarra de Joselito de Pura.

Y todavía más flamenco

Diez días sin descanso de flamenco en distintos escenarios de Lebrija. No hay que olvidar los maridajes a cargo de las Bodegas González Palacios y el Marqués de San Gil. Dos artistas jóvenes que van cogiendo mercado como son Juan Juanelo con la guitarra de Antonio Moya, y el extremeño Juanfra Carrasco, con la guitarra de El Perla.

En el patio trasero de la Casa de la Cultura, un espectáculo de altura con la voz de Jesús Méndez y a guitarra de Diego del Morao. El baile de lujo a cargo de El Farru.

A la última noche se llega exhausto. Nos metemos en el teatro municipal con tal de cumplir con el remate final de tan prestigioso festival, y disfrutamos bastante con buen cante de María Terremoto, Pedro el Granaíno, José de la Tomsasa y el baile de Manuela Carpio.



Sobre Araceli Pardal

Periodista. Vivo en Lebrija.
Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>