México lindo y querido

JOSÉ VALENCIA viaja a México para cantar rancheras en el Festival Internacional Cervantino de Guanajuato

 

José Valencia se atreve con las rancheras y actuará, en la noche del domingo 27 de octubre, en el Festival Internacional Cervantino, que celebra su 41 edición y es considerado uno de los festivales más relevantes del mundo.

El cantaor lebrijano actuará, junto a María Toledo y Joana Jiménez, en el espectáculo “Los Flamencos cantan a José Alfredo Jiménez“, en un homenaje a este cantante y compositor mexicano ya desaparecido, dotado de una extraordinaria capacidad creativa y uno de los más destacados representantes de la canción ranchera. En el mismo espectáculo, completan el cuadro flamenco la cantaora también lebrijana Anabel Valencia, la jerezana Davinia Jaén, y las guitarras de Paco Iglesias y Juan Requena.

José Valencia se ha preparado a conciencia para cantar con vihuelas, guitarras, guitarrones, violines y trompetas. Ha escuchado muchas rancheras en las últimas semanas, lleva en mp3 los 37 temas más conocidos de José Alfredo Jiménez, considerado el mejor cantautor de música ranchera de todos los tiempos.

José Valencia

Entrevista a José Valencia en la Plaza del May de Lebrija.

No hay dudas de que la voz potente y enérgica de José Valencia encajará de pleno con las rancheras, que también le cantan a la vida y al desamor como nuestras coplas flamencas. Para el cantaor lebrijano, los cantantes mexicanos son auténticos tenores latinoamericanos, “con grandes voces y capacidad toráxica”. El cantaor lebrijano ha descubierto, en sus audiciones, letras flamencas que provienen de las rancheras mexicanas, que transmiten mensajes directos y muy cercanos, como los cantes de los gitanos andaluces.

La primera parte de su actuación es más flamenca. José Valencia meterá la conocida ranchera Corazón, Corazón por bulerías: “Es inútil dejar de quererte, ya no puedo vivir sin tu amor, no me digas que voy a perderte, no me quieras matar, corazón”. Después interpretará La media vuelta con instrumentos de mariachis y también flamencos: “Si encuentras un amor que te comprenda, y sientes que te quiere más que nadie, entonces yo daré la media vuelta y me iré con el sol cuando muera la tarde”.

La segunda parte de su actuación es más mexicana. José Valencia interpretará a dúo con un mariachi la ranchera Ella: “Me cansé de rogarle, me cansé de decirle que yo sin ella de pena muero…”. Para terminar, el cantaor lebrijano con la orquesta mariachi cantando la ranchera al más puro estilo mexicano. El último tema, Tu recuerdo y yo, merece la pena escucharlo por completo de boca de su autor José Alfredo Jiménez:

Antes de esta gran gala en la que van a convivir el flamenco y las rancheras con sus mariachis, José Valencia actúa por derecho en la ciudad de Mérida (México) los días 22 y 23 de octubre.

La búsqueda del duende a través de la fotografía

El segundo gran proyecto de ANTONIO PÉREZ en Lebrija indaga, a través de fotos pasadas y recientes, en el flamenco

 

Exposición Cruces de Mayo.

Cartel de la Exposición de las Cruces de Mayo en Japón.

 

 

Primero fueron las Cruces de Mayo de Lebrija. El fotógrafo, nacido en Tarifa y residente en Sevilla, ha llevado este verano a Tokio su proyecto fotográfico “24 horas en las Cruces de Mayo de Lebrija“. Un trabajo en el que Antonio Pérez se ha implicado, durante tres años consecutivos, y ha conocido desde dentro la fiesta popular de más tradición en la localidad de Lebrija.

Ahora indaga en el flamenco a partir de fotografías antiguas cargadas de significado. Antonio Pérez ha entablado relación con la revista japonesa Paseo, que le ha encargado unos reportajes sobre el flamenco. Y el flamenco que le interesa al fotógrafo no es el de los escenarios (que también), sino el que se da de forma espontánea y en ambientes más familiares.

De ahí que mantenga su interés por Lebrija. Antonio Pérez ha hecho ya una primera entrega a Paseo de fotografías cargadas de duende. Por poner unos ejemplos, el cante en la iglesia de Belén de una boda gitana o la fiesta que se montó el año pasado entre bambalinas después de la Pascua de los Gitanos en el Teatro Municipal “Juan Bernabé”.

Y ahora indaga en los recuerdos de los artistas flamencos a través de fotografías históricas. Son fotografías que han significado mucho y que ahora “yacen” estáticas en las paredes de las peñas flamencas y en los álbumes familiares. Antonio Pérez ha visitado de nuevo Lebrija buscando a Anabel Valencia, Concha Vargas e Inés Bacán, todas mujeres artistas.

Es su estilo, el fotógrafo Antonio Pérez siempre cuenta una historia en cada una de sus fotografías. En este caso, es la cantaora o la bailaora flamenca la que habla a través de una segunda imagen recuperada para este proyecto. Concha Vargas nos enseña una fotografía: la primera que se hizo para su carrera profesional. Se la pidió Mario Maya y ella fue a un estudio, acompañada de su padre, y se la hizo. El reportaje se publicará en Paseo el próximo año.

Lebrija pasos

Pasitos infantiles en Lebrija.

Pero Antonio Pérez no dejará Lebrija porque ya le está rondando un nuevo proyecto en la cabeza. Del que no podemos hablar pero del que damos una pista con otra de sus fotografías:

Otoño flamenco en la Peña “Pepe Montaraz”

Otoño flamenco en la Peña “Pepe Montaraz”

Segunda jornada el viernes 11 de octubre, del Otoño Flamenco que organiza la Peña Flamenca “Pepe Montaraz” con el patrocinio del Ayuntamiento de Lebrija, la Diputación Provincial de Sevilla y la Federación Provincial de Peñas: recital de poemas sobre la guitarra a cargo de Ricardo Rodríguez Cosano con el acompañamiento de Antonio Domínguez.

otoño flamenco

Extracto cartel Otoño Flamenco.

Próxima jornada el viernes, 18 de octubre, con la actuación de José Méndez al cante, y la guitarra de Alberto Sanjuán.