III Concurso de cante flamenco “La Choza de Juaniquín” en El Cuervo

Las inscripciones se harán desde el 24 de mayo hasta el 24 de junio y habrá un premio especial a la “soleá de Juaniquín”

Flamenco

III concurso de cante flamenco “La Choza de Juaniquín” en El Cuervo

Llega la tercera edición del concurso de cante flamenco “La Choza de Juaniquín” en El Cuervo. Podrán participar todos los aficionados o profesionales que lo deseen, limitándose el número de inscripciones a 12 máximas.

El Ateneo Arbonaida de El Cuervo y la delegación municipal de Cultura convocan este concurso, cuyas sesiones clasificatorias se llevarán a cabo entre los días 1 y 2 de julio, y la gran final el día 9 de julio, dentro del IV Ciclo Flamenco “La Choza de Juaniquín”, que se celebra en el centro cultural “Casa de Postas” de El Cuervo.

Cada concursante deberá realizar en la fase clasificatoria tres cantes, a elegir en tres grupos diferentes. Además, y de manera opcional, los concursantes que lo deseen podrán interpretar al menos tres letritas de la “soleá de Juaniquín” y optar al premio especial. Se valorará la ejecución del cante, la interpretación y la originalidad.

La organización pone a disposición de los concursantes un guitarrista oficial, aunque podrán venr acompañados de un guitarrista, corriendo los gastos a cargo del participante.

Los premios oscilan entre los 150 y los 400 euros. El primer premio lleva consigo el contrato con el Ayuntamiento de El Cuervo para la Feria 2016.

Las inscripciones se abrirán el próximo martes 24 de mayo y permanecerán activas hasta el viernes 24 de junio, procediéndose después a la selección de los 12 concursantes que pisarán el escenario de “La Choza” en esta nueva edición.

Más información en los teléfonos: 609 274 562 y 615 676 109.

Los Caminos del Cante nos llevan a la Choza de JUANIQUÍN

Familiares y aficionados recuerdan la figura de Juan Moreno Jiménez “Juaniquín” en el III Ciclo Flamenco de El Cuervo

Dicen que la choza donde vivió Juan Moreno “Juaniquín” estaba junto a la venta de Santa Inés, en algún lugar de la campiña entre Lebrija y El Cuervo. Nacido en Jerez de la Frontera, se trajo los aires de Cádiz; identificado con el cante gitano de Lebrija y Utrera, este hombre sin patria ha significado mucho en la cadena de transmisión del flamenco.

El Ateneo Cultural Andaluz “Arbonaida” de El Cuervo se ha empeñado en recuperar su memoria con el Ciclo Flamenco “La Choza de Juaniquín” y gracias a ello, la localidad de El Cuervo encuentra su lugar en el mapa flamenco de la baja Andalucía.

El pasado 30 de julio tuvimos la oportunidad de compartir una velada emotiva en torno a la figura de “Juaniquín” y de su hijo José Moreno Vargas “El Mojiconero” que, siguiendo los aires de libertad de la familia, fundó el primer Ateneo de El Cuervo. Los astros estaban alineados en la Casa de Postas de El Cuervo y con la presencia de muchos de los nietos y bisnietos de “Juaniquín” y muchos aficionados al flamenco, se celebró en directo el programa de radio de Los Caminos del Cante.

En la mesa estuvieron sentados recordando la figura y los cantes de “Juaniquín” Daniel Salguero de la Fragua; el cantaor aficionado y coetáneo de “Juaniquín”, Benito Dorantes “el Macho”; y el investigador y colaborador de Los Caminos del Cante, Alfredo Benítez, así como el propio conductor del programa José María Castaño. En el cante, ilustraron el debate de la mesa redonda los cantaores Andrés Fernández de Huelva y Ezequiel Benítez de Jerez.



No hay nada grabado de “Juaniquín”, pero muchos cantaores y cantaoras del siglo pasado recogieron su eco, su afinación y sus letras. A través de interpretaciones de artistas consagrados como Antonio Mairena, Agujetas Viejo o la misma Fernanda de Utrera fuimos aproximándonos al origen, al cante primitivo de “Juaniquín”, a una manera de cantar o de contar las vivencias de una época que no volverá.

Reproducimos aquí algunas de las palabras que el representante del Ateneo Cultural Andaluz “Arbonaida” dijo sobre “Juaniquín”:

Flamenco

III Ciclo Flamenco “La Choza de Juaniquín” en El Cuervo 2015

“La choza de Juan José de la Santísima Trinidad Francisco de Sales Moreno Jiménez, la Choza de Juaniquín, abre sus puertas por tercer año consecutivo (…). En estos días volveremos a rememorar, a invocar como un acto de responsabilidad, pero sobre todo de deber ciudadano, de rebeldía y casi de necesidad vital, al nombre, al espíritu, al genio y al hombre que da sentido y definición a este ciclo: Juaniquín. Y soñaremos e imaginaremos, que se sienta ante nosotros con su mano en la rodilla y su garbo de gitano orgulloso de su estirpe. Y en la ensoñación, imaginaremos al hijo de María la negra, el que según el testimonio oral nunca quiso grabar para que su cante muriera con él, en el interior de su choza frente a la venta de Santa Inés, donde hoy no queda ni una sola huella material de su paso, rodeado de aquellos cuerveños de principio de siglo XX que escuchaban sus cantes y sus melismas como un regalo del cielo, bebiendo de una soleá que salía del corazón, del sufrimiento y del dolor, cantándole a su hijo perdío y pidiéndole a Dios que pusiera remedio para no perder la cordura, pa no perder el sentío. Y mientras esperaba la venida de Dios como tantos hombres a lo largo de los siglos, hacía de su cante la expresión máxima de su angustia vital. Eso es lo que distingue a los cantaores de raza, de corazón, de los cantaores de intelecto. Porque eso es el flamenco: genio, arte, vivencia, dolor, sentío, liberación, lenguaje del alma. Por eso Juaniquín pervive, porque era puro y auténtico. Porque era genuino. porque nunca se dejó comprar. Porque era genio y ser”.

“Imaginen la choza de Juaniquín como un techo a dos aguas con cada uno de los lados orientados a Sevilla y Cádiz. Ocupando el epicentro de un área delimitada por Cádiz, Jerez, Lebrija, Utrera y Sevilla, El Cuervo, que no es zona de cante, acoge en su seno naciente la morada de Juaniquín, su choza de hombre humilde pero grande. Sobre uno de los lados de su techo cae la brisa marinera de Cádiz y el aire inconfundible de la campiña jerezana. Sobre el lado contrario, la lluvia arrastra las maneras de Triana y de utrera. Toda ello, aderezado por la grandeza del cante gitano de Lebrija, se vierte con dulce gravidez a la entrada de la choza, preñando el suelo de El Cuervo de un arte inigualable. Y se hace cuerveño, aunque solo sea de prestado, el eco de Juaniquín, de la Serneta, de Pinini, de la Piriñaca, del Borrico, de Perrate, de Silverio, de Antonio Mairena y de tantos otros grandes mitos de este arte que compartieron el universo de Juaniquín. Lástima que la Historia, la raza, la época, la desidia o la voluntad de Juaniquín, nunca lo sabremos con seguridad, no nos haya legado ninguna grabación para poder conocer su cante sin que medien otras voces vehiculares. Aunque eso, indudablemente, agigante su figura”.

La pintora lebrijana OÑI CASTILLO expone en el III Ciclo Flamenco “La Choza de Juaniquín” en El Cuervo

Una mesa redonda en colaboración con Los Caminos del Cante analiza los cantes de Juaniquín

El III Ciclo Flamenco “La Choza de Juaniquín” que se celebra en al Casa de Postas de la localidad vecina de El Cuervo ha comenzado con la inauguración de la exposición de pinturas de la lebrijana Oñi Castillo y una mesa redonda – recital donde se añalizaron los cantes de Juaniquín.

La mesa redonda, por interesante, la dejamos para una próxima entrada en esta página flamenca de Lebrija.

El acto de apertura del Ciclo estuvo marcado por momentos muy emotivos. Representantes del Ateneo Arbonaida daban su sentido a este ciclo flamenco, basado en la recuperación histórica de la memoria de Juaniquín, que ha situado a El Cuervo en el mapa flamenco. En el público muchísimos familiares directos del cantaor, nacido en Jerez y de tierra de nadie. Que vivió por temporadas en una localidad y otra de la Baja Andalucía y se asentó en una choza situada frente a la Venta de Santa Inés.

Oñi Castillo ha recreado en óleo y en carbón la figura de Juaniquín, que va a donar al Ateneo Arbonaida. La exposición se inauguró en presencia de las autoridades de El Cuervo, los familiares de Juaniquín y aficionados también de Lebrija, como Benito Dorantes, coetáneo de Juaniquín, y puede ser visitada en al Casa de Postas de El Cuervo.

El III Ciclo Flamenco se desarrolla en estos primeros días de agosto, con un programa de actividades con un concurso de cante de fondo, cuya gran final se celebra el 7 de agosto, con entrega de premios y clausura del ciclo. Además, hay anunciada una Juerga Flamenca Popular.