LA GRANDEZA ESTÁ EN EL SUR: El folk y el flamenco se unen en la tierra de origen de Quentin Gas

Un espectáculo fusión que ensancha los márgenes del rock con la magnitud del baile de Concha Vargas

Quentin Gas y Los Zíngaros. El gusto rockero de Quentin Gas se acerca en este espectáculo a su alma flamenca, su origen, su familia, y construye un espectáculo bien hilvanado en el que ambos mundos conviven, aunque en principio el idioma los separa, con cierta naturalidad en el escenario.

La gran bailaroa Concha Vargas, de reconocimiento internacional y madre de Quentin, baila a compás y al son de las guitarras eléctricas, sin ninguna contradicción. Y el hijo pródigo de Concha, se siente junto a su hermano, el guitarrista Curro Vargas, a desgranar un blues con alma gitana, que palmean con arte José Vargas “Kilito” y Juan “el Pike”.

Puntos de encuentro. Como el de Carmen Vargas, la tercera de los hermanos, que por tangos mece todo el cuerpo antes de que salga su madre con giros y contoneos propios, solo suyos. El sur es la grandeza, entiendo que eso quiere decir big sur en inglés. La grandeza del sur reunida en esta familia de zíngaros abierta a todos los lenguajes.

Quentin Gas triunfa fuera de Lebrija y es de sobras conocido en ambientes de música anglosajona e independiente. Es un creador que hace sus propias composiciones y que podéis conocer mejor en su sitio web: Big Sur / Quentin Gas & Los Zíngaros.

En la noche del viernes, 21 de octubre, no había más de 40 personas en las butacas. Algo está pasando en Lebrija difícil de analizar. La gente estaba en la calle, pero la asistencia al teatro se ha venido a menos de manera preocupante. Por supuesto que es la crisis, pero influyen más factores que entre todos debíamos revisar.

Os dejamos un álbum de fotos de la actuación en el Teatro Municipal de Lebrija de Quentin Gas y Los Zíngaros el 21 de octubre de 2016:

Flamenco

Quentin Gas & Los Zíngaros con Concha Vargas

Flamenco

Quentin Gas & Los Zíngaros con Concha Vargas


Flamenco

Quentin Gas & Los Zíngaros con Concha Vargas

Flamenco

Quentin Gas & Los Zíngaros con Concha Vargas

La personalidad gitana de Quentin Gas en Nocturama

Quentin Gas se rodeó de “Los Zíngaros” que son su familia, con el baile genuino de Concha Vargas

El pasado 8 de junio, en el Festival de Nocturama Sevilla, mis sentidos fueron llevados hasta el gozo y el placer, pues en el patio del Casino de la Exposición, conocí musicalmente a Quintín Vargas “Quentin Gas”. Muchos lo llamarán fusión, pero yo no puedo llamarlo fusión. Yo lo llamaría “Flamenco por rock”.

Flamenco

NOCTURAMA SEVILLA_Quentin Gas y Los Zíngaros

Quentin Gas ya tiene su primer trabajo discográfico en la calle, llamado Big Sur. Desde Lebrijaflamenca.com recomendamos este disco que tiene personalidad y originalidad, no solo para jóvenes que descubrirán un nuevo ritmo para disfrutar de la música, sino también para los menos jóvenes, que volverán a volar entre los sueños que provoca la música.

Quentin Gas se rodeó de los zíngaros que son su familia, su madre Concha Vargas; su hermano Curro Vargas y su hermana Carmen Vargas. Si su música llena los sentidos, cuando entran en escena los zíngaros, desborda. Comienza Quintín los compases por bulerías con su guitarra eléctrica, sonando puramente rock, pero sin perder el compás de la bulería. Es decir, “bulerías por rock”. Además canta en inglés, a mitad de la canción entona su hermana Carmen y como en los grandes teatros, Concha Vargas comienza a bailar por bulerías con la raza y pureza que tiene el baile genuino de Concha Vargas. ¡Ojo, sin necesidad de inventar, bailando por bulerías!

Curro empieza a hacer compás en la madera de su guitarra y Carmen entona la noche sevillana con una toná que revitaliza el jardín del Casino sevillano. Siempre poniendo por delante ser gitano y ser lebrijano. Quintín despide el concierto con la caravana de gitanos que cantaba “La Perrata” y así, en caravana, se despiden atravesando por medio del público en caravana, sin dejar de cantar, hasta llegar a los camerinos.

Para mí el concierto de ayer fue FANTÁSTICO.

Fotografías de ANTONIO PÉREZ.