NoticiasBIENAL_Performance en Sevilla con la pintora Lita Cabellut y la bailaora Rocío Molina

Flamenco

Cartel de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020 de Lita cabellut con Rocío Molina

La pintora LITA CABELLUT construye con la bailaora Rocío Molina el cartel de la próxima Bienal de Flamenco

Se unen dos artes, pintura y baile, para construir el Cartel de la Bienal de Flamenco de Sevilla. Ambas mujeres reconocidas y con mucho éxito a nivel internacional. Hoy martes 29 de octubre se han reunido en la Fábrica de Artillería, con la ayuda de la voz de Juana la del Pipa, para trabajar las dos en una performance que ha dado como fruto el cartel de la próxima Bienal 2020. Un espectáculo verlas trabajar unidas.

FOTOS Y TEXTO DE LA BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA

Lo que dice la bailaora malagueña de Lita Cabellut: Lita tiene duende. Su pincel traza, como a golpe de martinete, melismas cromáticos y tonalidad flamenca. Tiene composiciones en escalas mayores y menores, lienzos con la voz rota, miradas con metales, quiebros, pieles laínas que endulzan retratos amargos. En Lita se oye flamenco si se liberan los sentidos y se mira con orejas. Ahora que ser o no ser es, más que nunca, la cuestión más debatida en flamenco (¿qué es y qué no?¿dónde la clave?) es el momento de que el enriquecimiento que dimana de la fusión con otras disciplinas libere aún más al arte de prejuicios y fronteras”.

La bailaora la describe como una “pintora flamenca”  por su sentimiento, su desgarro, su misterio, su mezcla de colores, su dolor y sus sombras: “En los retratos de Lita hay algo enorme y enormemente flamenco: una valiente exposición al dolor, una pulsión de muerte hacia estar más vivo. Sus personajes tienen algo de destrucción y creación, al unísono exhiben una alta dignidad rayando el cinismo y una fuerza crecida de lo frágil, una bondad vulnerable y tierna. Pura antítesis o pura síntesis: las categorías de bello y feo se disuelven para dar algo más lúcido, que no deja de ser por ello misterioso. Porque Lita sabe, como Goya, Camarón, abrir un agujero en el misterio por el que el misterio se aparezca, atravesarlo para que el misterio se duela y salga a la luz y tome forma de grito. Sabe pintar de un negro opaco la negrura que apenas es translucida para la intuición para luego adherir, de vivísimos contrastes, suntuoso colorido que desafíe furiosamente a lo oscuro. Crear así exige abrir, grieta sobre grieta, un hueco más vacío hacia adentro como única salida para el artista que necesita llegar lejos en asombro. Antes que asombrarse de amarillos, blancos, de ojos malva, de voces carmesí, hay que llenarse de sombra. Y en los cuadros de la Cabellut se adivina ese trasiego, la Divina Comedia que trae al duende del viaje hondo para jugar con la luz en el dolor. Qué duda cabe de que esta pintora flamenca podrá bailar bajo mis pies mientras pinto de grietas las suyas”.

Han sido meses de trabajo desde su estudio en Holanda. Lita Cabellut, tras el encargo de la Bienal, tuvo muy claro lo que quería mostrar al mundo como imagen del acontecimiento flamenco por antonomasia: “Cuando pensé en el cartel de la Bienal, desde las entrañas sentí que todo lo que había aprendido del flamenco, de Camarón y de su arte se volcarían en este proyecto con mi mirada más racial y pasional”.

“En un principio, trabajar con la fusión de diferentes disciplinas artísticas en un mismo acto y para un festival de tan reconocido prestigio, fue lo que me motivó a afrontar este proyecto. Mi propósito era crear un concepto e imagen en el tiempo que a su vez fuera atemporal y universal y que reflejara fielmente, bajo mi óptica artística, qué hay y que aúna esta Bienal de Flamenco. Ahora, según avanza el proyecto, y la colaboración con Rocio Molina, la magia, el respeto, la admiración y el Arte cobran una nueva dimensión para mí”.

Lita Cabellut, la artista que ha trabajado una obra monumental para la próxima edición de la Bienal, ha elegido a la bailaora Rocío Molina para que su baile deconstruya la creación que dará como resultado el cartel de la edición número 21 de la Bienal de Flamenco. Una cita que se desarrollará en nuestra ciudad del 4 de septiembre al 4 de octubre de 2020.

Si algo caracteriza la obra de Cabellut es, sin duda, la deconstrucción, ahora entendida como un nuevo periodo artístico, un nuevo origen: “Mi trayectoria artística se encuentra en un momento de inflexión, es ahora cuando tras una trayectoria artística dilatada la deconstrucción de mis piezas tiene sentido. Es ahora cuando decido dar un paso más y en este acto reflejo la pasión, la muerte, el dolor, pero también la vida, el amor y el arte en mis lienzos”.

“Comencé con la creación de mis trípticos. Tras una pieza más figurativa, le seguía otra pieza abstracta, conceptual, estas dos daban como consecuencia la tercera pieza del tríptico: una imagen craquelada, rota, espejo de la primera parte del tríptico. Aquí nació mi nuevo periodo artístico. La ruptura como caos, pero también como un nuevo nacimiento, un nuevo origen”.

PERFORMANCE EN SEVILLA

Flamenco

Cartel de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020 de Lita cabellut con Rocío Molina

Esta mañana en la Fábrica de Artillería de Sevilla se ha grabado la performance. La obra de grandes dimensiones (dos metros por 1.80 centímetros) ha sido descolgada de un bastidor y depositada en un escenario con suelo de baile sonoro. Sobre el lienzo desnudo en el suelo, Rocío Molina ha realizado la danza, el baile improvisado que ha “deconstruido” la pieza. El cante en directo de Juana la del Pipa ha servido de impulso para que la pintura, el flamenco, el baile y el movimiento hayan sido los auténticos hilos conductores del acto.

Lo que Lita Cabellut ejecuta en la soledad de su estudio lo ha realizado esta vez Rocío Molina. El resultado de esta performance conjunta, el lienzo craquelado, roto, “deconstruido” por Rocío Molina, será el cartel de la Bienal.

Sobre el conocimiento personal entre ambas se detiene la pintora: “Mi encuentro con Rocío Molina fue propiciado por la Bienal, yo ya la conocía como artista y la admiraba profundamente desde que ella era muy joven. Cuando pensé en el cartel y su creación, inmediatamente pensé en que era ella quien tenía que volcar su arte en la pieza que yo realizara expresamente para la Bienal. De este modo, lo que suelo hacer en la soledad de mi estudio se convierte en un acto de creación absoluto, en una performance, donde ella sobre mi lienzo, volcara todo el arte que lleva dentro. Un privilegio”.

Flamenco

Cartel de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2020 de Lita cabellut con Rocío Molina

Se abrió de este modo, una fase creativa en la que la obra contempla un cambio sustancial. Es la obra transformada, llena de pasión y fuerza. Pasión en el baile que ha dejado jirones de piel la bailaora en el lienzo; y fuerza, en la voz de la cantaora flamenca invitada. Juana la del Pipa es una de las grandes artistas representantes del cante flamenco que nos llega desde Jerez de la Frontera. Posee cualidades innatas que le han aportado el desgarro y la raza que necesitaba la obra de Cabellut y el baile de Molina.

Su trabajo para la Bienal es fruto, tal como se concibió, de un proceso creativo, de un diálogo entre artistas, participativo y de colaboración. El cartel tendrá como consecuencia dos versiones, la imagen primigenia y la imagen deconstruida. Ambas igual de válidas para la Bienal.

Esta performance que ha sido grabada, posteriormente dará paso al montaje de un vídeo artístico y promocional de la muestra flamenca, que además será parte del documental “40 años de Bienal de Flamenco”.

Cabellut finalmente comenta: “Es una comunión de libertad y tiempo, de rebeldía y pureza para crear una obra colaborativa, viva y completa. Aquí encontraremos un cambio sustancial al lienzo original. Será un lienzo transformado a base de esfuerzo físico, de ruptura, de pasiones, de delirios, de caos controlado. De misterio, porque no habrá seguridad sobre cómo será el resultado final, solo sabremos que dos creadoras nos habremos unido para crear, en definitiva, Arte”.

¿QUIÉN ES LITA CABELLUT?

Lita Cabellut nació en Huesca, aunque vive y trabaja en los Países Bajos. Fue una niña de Barcelona cuyo primer contacto con el arte lo tuvo en el Museo del Prado cuando lo visita quedando impactada por la belleza de las obras. Allí conoció a los maestros que marcarían su destino, sobre todo, Goya, con el que se sintió plenamente identificada. Con 19 años se traslada a Holanda y estudia arte en la Academia Gerrit Rietveld de Ámsterdam dejándose influenciar por el barroco holandés.

Está considerada actualmente como la artista con más proyección y una de las más valoradas a nivel internacional. Sus exposiciones se han podido ver en museos de todo el mundo.

noticiasBIENAL_La pintora gitana Lita Cabellut creará la imagen de la Bienal de Sevilla 2020

Nacida en una familia humilde en Barcelona, se ha convertido en la pintora española más cotizada en la actualidad

Lita Cabellut no solo quiere crear una imagen para la próxima edición de la Bienal de Flamenco. Quiere trabajar con la fusión de diferentes disciplinas artísticas en un mismo acto. Quiere crear concepto e imagen en el tiempo. Es lo que para ella define a la Bienal.

La Bienal de Flamenco ha acordado con la artista un trabajo secuenciado en el que ya se cuenta con un proceso creativo significativo que tendrá diferentes hitos y que culminará en el año 2022. Así pues, se ha concebido la versión primera: una pieza/lienzo que representa la imagen como concepto concreto. Sobre esta pieza/lienzo se realizará una performance con la nueva metodología de trabajo de la artista, y este resultado sobre la obra será la imagen del cartel de la Bienal 2020.

En las imágenes, cedidas por La Bienal de Flamenco, Lita cabellut ha pintado a Camarón de la Isla (fuente permanente de inspitación) y a la artista Frida Khalo.

El cartel de la Bienal de Flamenco 2020 tendrá su sello, pero también el de muchos artistas a los que Lita Cabellut ofrecerá libertad y tiempo, rebeldía y espontaneidad para crear una obra colaborativa, viva, inacabada. A partir de este momento se abrirá una segunda fase creativa en la que se otorgará un cambio sustancial al lienzo realizado. Será un lienzo transformado a base de esfuerzo físico, de performance, de ruptura, de pasiones, de delirios, de caos controlado.

La Bienal de Flamenco asegura el ofrecimiento de una obra fuerte y apasionada, frenética e hiperactiva, como la personalidad de esta artista que se siente muy cerca del hecho flamenco. En su obra, Camarón de la Isla ha sido fuente de inspiración para numerosos lienzos, y en el sur, siempre deposita su mirada más racial y pasional.

La creadora reflexiona sobre este encargo: “Este proyecto es maravilloso porque el arte no tiene material y unir a los flamencos con todas sus artes, con todo su ‘duende’, que el ‘duende’ tenga diferentes perspectivas y diferentes caras para mí es un reto muy importante. Es un gran privilegio poder crear y compartir arte en el marco de la XXI Bienal de Flamenco. Es lo que nuestro maestro Camarón nos enseñó: que todas las culturas, todos los ritmos y todos los materiales forman lo que es el duende y el flamenco”.

VIDA DE CABELLUT

Flaenco

Lita Cabellut creará la imagen de la Bienal de Sevilla 2020

Lita Cabellut nación en Barcelona en 1961, y en la actualidad es la pintora nacional más cotizada. Sin embargo, aquí sigue siendo una gran desconocida. Hija de una prostituta gitana que la abandonó cuando sólo tenía 3 meses. Bajo la tutela de su abuela, pasó los días en la calle y no fue a la escuela. Ella reconoce que su niñez fue “una escuela de vida”.

Su abuela murió cuando ella tenía 10 años y fue ingresada hasta los 13 años en un orfanato. Fue entonces cuando una familia catalana la adoptó y le ofreció las oportunidades que la convertirían en la artista que es hoy.

Lita Cabellut está considerada actualmente como la artista con más proyección y una de las más valoradas a nivel internacional. Sus exposiciones en museos de todo el mundo como en Barcelona, Den Bosch, Seúl, Seattle, Bombay, Nueva Delhi, Tokio y Berlín, entre otras muchas; su trabajo en galerías y su obra expuesta en fundaciones como The Fendi Collection en Italia; The Joop & Janine van de Ende Foundation y Museum Jan van der Togt en Países Bajos; Fundació Vila-Casas, Museo Arte Contemporáneo de La Coruña, el MEAM Museu Europeu d’Art Modern en España o el Museo Goya Fundación Ibercaja; así como, las publicaciones y los numerosos proyectos en los que está inmersa hacen de la artista un referente de la creación artística española contemporánea.

BienalNEWS El escritor Felipe Benítez Reyes dará el pregón de la XX Bienel de Flamenco de Sevilla

El pregón de la Bienal tendrá lugar en el Palacio de las Dueñas de Sevilla y será previsiblemente el próximo 6 de septiembre

LA BIENAL INFORMA:

El mismo lugar donde vivió Antonio Machado Álvarez (Demófilo) y donde crecieron sus hijos, Antonio y Manuel Machado, es el escogido por la Bienal para proclamar al mundo el inicio de su vigésima edición. El Palacio de las Dueñas acogerá, tras la jornada festiva que se desarrollará en Triana, el pregón del escritor Felipe Benítez Reyes. Un marco incomparable al que mucho deben el flamenco y la literatura de esta tierra.

Felipe Benítez Reyes nació en la localidad gaditana de Rota en 1960. Entre sus novelas, traducidas a diferentes idiomas, destacan: “La propiedad del paraíso”, “El pensamiento de los monstruos”, “Mercado de espejismos” (con la que obtuvo el Premio Nadal), “El azar y viceversa” y la reciente reedición de “El novio del mundo”. El escritor gaditano también se sumerge en la poesía, tal y como refleja su recopilación en el volumen “Libros de poemas”. Así mismo, entre sus ensayos destacan “Bazar de ingenios” y “Gente del siglo”. De igual modo, sus relatos se encuentran reunidos en “Oficios estelares”. Sus años de experiencias le han permitido traducir a autores como T.S. Eliot, Francis Scott Fitzgerald y Vlaldimir Nabokov.

Benítez Reyes ha recibido el Premio Nacional de Poesía, el Premio Ateneo de Sevilla de Novela, el Premio de la Crítica y el Premio Fundación Loewe de Poesía.

Esta actividad se enmarca dentro de la colaboración que la Bienal de Flamenco mantiene con la Fundación José Manuel Lara. El pasado mes de junio tuvo lugar el ciclo de la Bienal “Diálogos de Flamenco y Literatura”, en el Espacio Santa Clara, contando asimismo con la colaboración de la Fundación. Fueron tres veladas desarrolladas los días 5, 12 y 19 de junio en las que se indagó entre el flamenco y la literatura, buscando las claves comunes entre artistas jondos y figuras literarias. Junto a Benítez Reyes, Luis García Montero y Pilar del Río fueron los escritores invitados.

 “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero”. Con este extracto del poemario “Campos de Castilla” se refería Antonio Machado al lugar donde nació y donde pasó los primeros años de su infancia. El poeta evoca al Palacio de las Dueñas, lugar que siempre ha guardado encanto y que ha servido de inspiración perfecta para que de sus jardines nazcan versos y compases flamencos.

“Es esta luz de Sevilla…Es el palacio donde nací, con su rumor de fuente”, afirmaba Machado. Mucho debe este célebre poeta de la Generación del 98 a su padre, Antonio Machado Álvarez, conocido popularmente por su seudónimo, Demófilo. Además de escritor y antropólogo, Demófilo fue un gran folclorista español, siendo capaz de implantar las primeras bases de la organización Folclore Andaluz en Sevilla, una sociedad para la recopilación y el estudio del saber y las tradiciones populares. De este modo, se inició la creación de sociedades regionales y locales en función de sus peculiaridades lingüísticas, geográficas y culturales de las distintas comarcas de España. Ha querido el destino que, precisamente en el año en el que se conmemora el 125 aniversario de su muerte, la Bienal celebre su veinte cumpleaños en el Palacio de las Dueñas.

Construido entre los siglos XV y XVI, el Palacio de las Dueñas debe su nombre al desaparecido monasterio de Santa María de las Dueñas, demolido a mediados del siglo XIX. Su origen fue la casa-palacio de los Pineda, siendo heredado años más tarde por Fernando Enríquez de Ribera, padre de Antonia Enríquez de Ribera, casada en 1612 con Fernando Álvarez de Toledo quien acabaría convirtiéndose en el sexto duque de Alba. Desde esa fecha el palacio pertenece a la Casa de Alba. Ya en el siglo XIX, este espacio fue convertido en casa de vecinos.

Durante el pasado siglo, Las Dueñas ha sido punto de encuentro de miembros de diferentes dinastías europeas y personalidades diversas del mundo de la cultura, la política y el arte internacional. Así pues, figuras tan ilustres como la Emperatriz Eugenia de Montijo, Eduardo VIII y su hermano Jorge VI o Alfonso XIII han paseado entre los muros de este palacio enclavado en el corazón de la ciudad.

El de este año será el cuarto pregón de la Bienal, recuperándose así un acto que entronca directamente con su historia. En la primera edición, en 1980, el poeta y ensayista Luis Rosales fue el encargado de pregonar el flamenco en Sevilla. El segundo fue hace catorce años, durante la XIII Bienal (2004), y estuvo a cargo de José Luis Ortiz Nuevo en las Reales Atarazanas. El tercero tuvo lugar en el claustro del Espacio Santa Clara a cargo de Antonio Hernández. Felipe Benítez Reyes toma así el testigo en un año importante para la Bienal, el de su veinte aniversario.

La Bienal de Flamenco es un proyecto del Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS) del ayuntamiento de Sevilla, y cuenta con la colaboración institucional de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (IANEM) del Ministerio de Cultura y de la Diputación de Sevilla.