Belisa vuelve a enamorar a Perlimplín en el Teatro Central

José Valencia y Rosario Toledo representan su historia de amor en la I Muestra de Flamenco con la guitarra de Dani de Morón

Ya han estado en Lebrija. La obra de teatro es de Federico García Lorca. José Valencia hace gala de su portentosa voz, pero también de sus dotes representativas. Y Rosario Toledo está simplemente sublime, se mueve con gracia y con descaro ante el impasible Don Perlimplín, cuyo papel borda un caracterizado José Valencia.

La noche del domingo 6 de octubre en el Teatro Central de Sevilla.

MHIJEA: bailarina de danza oriental y fusión árabe flamenca

“El baile hace que conectes con tus emociones”, afirma esta profesora de flamenco oriental

Hay quien dice que la fusión del flamenco con la danza oriental es fruto de la curiosidad y la investigación sobre el origen del flamenco. La procedencia del flamenco se atribuye al pueblo gitano, que llegó a Andalucía procedente de los países de Oriente Medio. En la época en la que llegan los gitanos a esta zona del Bajo Guadalquivir, hay aquí una mezcla de culturas entre las que se encuentra la morisca o andalusí, que aportó sin duda sonidos e instumentos a la forma de expresarse de estos gitanos.

- La danza oriental suele bailarse por una sola bailarina, normalmente de manera improvisada, y se caracteriza por movimientos suaves y fluidos en los que se disocia y coordinan a la vez diferentes partes del cuerpo. Se trata de una danza muy elemental, prácticamente sin desplazamientos, y con movimientos principalmente de caderas.

- El baile flamenco se hace normalmente de forma individual. Es introvertido, requiere una gran concentración y también es, prácticamente, improvisado. Aunque en los últimos años abundan las coreografías.

Igual que tienen muchos elementos en común, el flamenco y la danza oriental se diferencian. Así que la fusión entre ambas disciplinas se deja en manos de la capacidad creativa del artista que lo interpreta y su trabajo investigador.

Olga Portas Planas MHIJEA es bailarina y profesora de flamenco oriental. Ella baila de la misma forma que entiende la vida: una fusión entre culturas a través de la energía positiva que ella misma desprende. Recientemente estuvo en Lebrija, en casa de su amiga y colega profesional Rahma Danza: “A mí lo que me sale de dentro es la danza oriental”, explica Mhijea, “los pasos, la música, las posturas…”. Cualquiera diría que se ha criado en algún país árabe. Sin embargo, es de Gerona y sus primeras clases de flamenco las recibió en Los Ángeles, de Californa en los Estados Unidos.

El baile flamenco lo ha trabajado mucho. Tras su unión sentimental con José Caraoscura, la pareja ha montado algunos espectáculos de música y baile flamenco oriental, con instrumentos como el laúd, el darbuka o los pitos árabes. Mhijea, con sus zapatos de flamenco, fusiona los dos estilos que conoce muy bien. Valgan de ejemplo estas alegrías morunas:

Mhijea, cuyo nombre artístico significa “mi tierra (nuestra madre diosa)” en griego, entiende la vida a través del baile y la disciplina oriental. El origen del baile, en los cuerpos sensuales de las sacerdotisas árabes, y el significado de los movimientos de cada una de las partes del cuerpo… “El baile hace que conectes con tus emociones, te desbloquea los chakras”, explica la bailarina que asegura haberse curado un hipertiroidismo a través del baile: “la vida consiste en dar amor, aunque a veces no lo recibas de forma inmediata”.

Mhijea transmite energía positiva mientras habla, cuando cuenta cómo conoció a Caraoscura, cómo se vino a España a profundizar en el flamenco, cómo coincide con su hermana del alma, la lebrijana Rahma Danza; Mhijea es también pintora, con un estilo muy personal; “vivimos en la diversidad”, nos cuenta cómo conoció a gitanos del este de Europa, turcos, persas, preciosos recuerdos de bodas iraníes… Todo un universo de riquezas personales que expresa mientras baila con toda su alma.

JOSÉ VALENCIA: “Ahora hay que demostrar que me han dado el premio por algo”

El cantaor lebrijano recibe el GIRALDILLO AL CANTE de la Bienal de Flamenco 2012

El cantaor lebrijano José Valencia recibió anoche el premio Giraldillo al Cante de manos de la Bienal de Flamenco de Sevilla 2012, por el recital que ofreció el pasado mes de septiembre en el Convento de Santa Clara en el que presentó su disco Sólo Flamenco y se consagró como cantaor de primera fila en el escenario más internacional que tiene nuestra tierra.

Además, el cantaor lebrijano fue doblemente premiado, ya que recibió también el premio Giraldillo al Espectáculo por “Aleluya Erótica”, en el que el cante de José Valencia comparte cartel con el baile de Rosario Toledo y la guitarra de Daniel Méndez.

José Valencia

José Valencia, entre los premiados en la Gala de la Bianl de Flamenco de Sevilla.

José Valencia, que recibió el premio durante la Gala que organizó la Bienal en el mismo Convento de Santa Clara donde tuvo lugar su actuación, ha explicado a LebrijaFlamenca.com que esto supone “un paso más” en su carrera artística y que “ahora tengo que demostrar que me han dado el premio por algo”.

El cantaor lebrijano presentó en la pasada Bienal su disco Sólo Flamenco en un recital que fue calificado por la crítica como la consagración de José Valencia, que había participado en numerosísimas ocasiones en la Bienal de Sevilla en diferentes ediciones, pero siempre formando parte de distintos espectáculos.

Estas fotos son de ese día de septiembre de 2012 en el patio del Espacio Santa Clara, donde José Valencia fue desgranando con majestuosidad los temas de su disco. Las imágenes son cortesía del fotógrafo sevillano Antonio Pérez.