Inés Bacán o la necesidad vital de cantar

Apuntes de MIGUEL ACAL (1)_El periodista y gran aficionado al flamenco presenta a Inés Bacán como “la voz de almíbar”

 Tuvimos el privilegio de husmear entre los apuntes de la mesa escritorio del periodista Miguel Acal, desaparecido en el año 2002. Gran conocedor del flamenco, sus críticas tenían un gran prestigio y eran muy tenidas en cuenta por artistas y aficionados. Con sus opiniones quedan los artículos publicados en diferentes medios, pero nosotros hemos tenido acceso a los apuntes, a sus guiones de radio, a su lugar de trabajo en la mesa de su casa de Bormujos. Aquí en una miniserie, vamos a dejar constancia de algunas de sus opiniones sobre el flamenco gitano andaluz y los artistas a los que admiró y conoció de cerca.
Flamenco

Apuntes de Miguel Acal

 
______________________________________________________________________

La cantaora lebrijana Inés Bacán se lanzó a los escenarios de la mano de su hermano Pedro Bacán. Él la descubrió y se dio cuenta de que tenía “un diamante en bruto” en el seno de su propia casa. Junto a la relación de hermandad, creció entre ellos una relación profesional de admiración mutua. Tras la trágica desaparición del músico y guitarrista en un accidente de tráfico, Inés Bacán supo reconducir su carrera y su voz inalterable representa la pureza y la personalidad del cante de forma magistral.

Flamenco

#EspacioJondo Inés Bacán en el Patio de la Clavería de Lebrija

De esto quiso dejar constancia el crítico flamenco Miguel Acal, poco después de la muerte de su amigo y artista Pedro Bacán: “Inés se ha ido abriendo paso lentamente, pero con seguridad, y ha demostrado que no era, solo, el cariño de y por su hermano, lo que generaba las alabanzas hacia ella”.

En marzo de 1998, poco después de un año de la desaparición de su hermano, la cantaora Inés Bacán canta, acompañada de la guitarra de Antonio Moya, en los martes flamencos del Teatro Central de Sevilla. “Dejó un regusto de calidad y de personalidad”, dice Miguel Acal de Inés, “y lo hizo de esa forma maravillosa que tienen los artistas personales, los que llevan el cante en los genes, cosido al miocardio”.

Miguel Acal es admirador del “cante hablao”. O lo que es lo mismo, “el cante dicho de forma natural, sin esfuerzo, sin artificio ni teatralismo”. Y eso lo encuentra Miguel Acal en las fiestas de las familias gitanas andaluzas, en las que el flamenco es “un modo de cantar, por necesidad y por gusto”.

“Inés se llama el diamante”, nos dice Miguel Acal en el título de su crítica flamenca. Y da en el clavo cuando describe el cante de Inés Bacán: “Sin sincopar los tercios, suavemente, alargando los tercios, con dulzura. Y con un respeto absoluto a la estructura, con un sentido del ritmo ajustadísimo, enviadiable por lo perfecto. Y con la originalidad imprevista de los privilegiados”.

CANTE GITANO ANDALUZ

Miguel Acal distinguía entre dos grandes estilos de cante: “Por razones sociológicas, políticas y culturales, el cante tiene dos formas de aparición”. Ambas formas han tenido y tienen magíficos representantes y han dado excelentes muestras de calidad desde que existe lo que hoy llamamos, en general, flamenco.

Sin embargo, y aunque cada vez se van difuminando más los perfiles entre ambas formas, “todavía quedan claras muestras de una pureza originaria y ejemplar”. Esa pureza la sitúa el estudioso y gran conocedor del flamenco en el cante gitano andaluz: “el que aparece en la intimidad del hogar, con la participación de elementos familiares (…). Ésta es la sencilla verdad de un origen (…) Cuando cada mundo sentimental encuentra a quienes pueden convertir en armonía el sentir diario y el sentimiento profundo y los hacen aflorar enlazados con la música antigua que bulle en la sangre, aparece lo maravilloso, lo puro, lo que no tiene tiempo ni espacio para definirlo, porque siendo de ahora y estando aquí, viene de antes y va al después y supera los límites del exiguo terreno en el que se desarrolla”.

Estas palabras fueron pronunciadas por Miguel Acal en la presentación de un recital de Inés Bacán acompañada de su hermano Pedro Bacán a la guitarra.

INÉS BACÁN recibe la XXVII Palma de Plata “Ciudad de Algeciras” junto a Dolores Agujetas y tía Juana la del Pipa

El prestigioso galardón está ya en manos de artistas como Antonio Mairena, El Lebrijano y María la Perrata, entre otros

La ciudad de Algeciras rinde homenaje este año 2019 a tres mujeres que representan lo más puro en el cante flamenco, la lebrijana Inés Bacán y las cantaoras jerezanas Dolores Agujetas y tía Juana la del Pipa.

Las tres recogerán el próximo 29 de noviembre su Palma de Plata en el transcurso de un festival con renombre que llega ya a su 27 edición.

El galardón empezó en el año 1989 siendo un concurso de cante. Tras cuatro ediciones, se otorga la Palma de Plata a artistas de reconocido prestigio como Fernanda y Bernarda de Utrera, Fosforito, Fernando Terremoto, Manolo Caracol, Antonio Mairena, La Perla de Cádiz, Chocolate y La Paquera de Jerez, entre otros.

En el año 2000, recibió la Palma de Plata “Ciudad de Algeciras” Juan Peña El Lebrijano y en el año 2013 los hermanos Perrate de Utrera y María La Perrata. La cantaora. Inés Bacán recibió con tremenda ilusión y agradecimiento la noticia, sabedora del gran prestigio del que goza el galardón.

 

Flamenco

La cantaora Inés Bacán

Inés Bacán ocupa, junto a sus compañeras, la primera fila en el panorama flamenco actual. La pertenencia a una familia de creadores flamencos y su conocimiento innato hacen de la voz de Inés Bacán un recurso único de transmisión que eleva la temperatura del cante hasta límites insospechados. Cada vez que uno o una escucha a Inés Bacán puede transportarse en el tiempo y en el espacio, a un lugar en calma donde manda la dimensión más espiritual.

Inés Bacán conoce la estructura del cante y tiene un oído prestigioso. De la mano de su hermano, el desaparecido y añorado Pedro Bacán, se inició en los escenarios y ahora representa en las mejores tablas internacionales a lo más puro y a la esencia del flamenco.

Premio de Cultura Gitana 8 de Abril a toda una trayectoria para el maestro flamenco Pedro Peña

El Instituto de Cultura Gitana otorga los galardones el 8 de abril en una gala que se celebra en el Museo del Prado de Madrid

La 12 edición de los Premios de Cultura Gitana 8 de Abril se han consolidado como un modelo y emblema del Instituto Cultura Gitana, dotándole de prestigio y visibilidad.

Esta edición se va a celebrar, el próximo lunes 8 de abril a las 20 horas, en el Museo del Prado, haciendo coincidir los Premios en el año de celebración del 200 Aniversario del Museo. Es por ello que este 8 de abril es especialmente importante, pues va a tener un marco institucional inmejorable, en el que se va a rendir un merecido homenaje a aquellos gitanos y gitanas que se han significado en estos últimos años de la historia.

Flamenco

Jornadas de Transmisión Vivencial Gitana en el flamenco_Pedro Peña Fernández

El Premio Cultura Gitana 8 de Abril en la modalidad de A TODA UNA TRAYECTORIA recae este año en el maestro lebrijano Pedro Peña Fernández. Maestro en el doble sentido, maestro de profesión y de escuela, y maestro sabio en el mundo del flamenco, debido a su larga trayectoria artística e investigadora. En esta categoría le ha precedido el activista gitano Juan de Dios Ramírez Heredia, que lo recibió en 2008.

Pedro Peña Fernández es un importante guitarrista que ha acompañado a los artistas flamencos de primera fila durante la época dorada del flamenco. Su conocimiento del cante le otorga un perfil profesional más extenso y desde el primer momento se implica en tareas que han resultado trascendentes para la proyección de la cultura gitana, como la fundación de festivales flamencos, la grabación de discos míticos o la inclusión, todavía muy tímida, del flamenco en la escuela.

Su labor investigadora y su obstinación por hacer comprender los orígenes y la fuente del flamenco, ha llevado a Pedro Peña Fernández a publicar el libro Los Gitanos Flamencos, que parte de su propia experiencia y de todo un caudal de erudición para hacer comprensible la autoría y la creatividad de las familias gitanas en el flamenco. Este libro se ha convertido en referencia obligada de esta web LebrijaFlamenca.com y de todos aquellas instituciones y aficionados que deseen acercarse a la verdadera historia de un arte que transmite la intimidad del espíritu y la universalidad de todos lo sentimientos de manera excepcional.

Pedro Peña es hijo de María Fernández La Perrata y, por tanto, eslabón fundamental en la cadena de transmisión del flamenco. Como padre, se ha preocupado siempre por la formación musical de sus hijos, consciente de la sabiduría heredada y también de lo importante de saber labrarse una carrera profesional en este sector artístico. Hoy puede estar orgulloso profesionalmente de sus hijos David Peña Dorantes y Pedro María Peña, ambos destacados creadores en la actualidad flamenca.

La familia Peña destaca de manera especial por su compromiso con la cultura gitana. De hecho, el Ministerio de Educación ha otorgado, a través del Instituto de Cultura Gitana, este premio a David Peña Dorantes, en la categoría de JÓVENES CREADORES en el 2009; a Juan Peña El Lebrijano, en la categoría de MÚSICA, en el 2010, y a la hermana del galardonado Tere Peña Fernández, en la categoría de COMUNICACIÓN en el 2015.

En este año 2019 se premian también otras dos personas muy relacionadas con Lebrija y la cultura lebrijana. Por un lado, en la categoría de la LITERATURA Y LAS ARTES ESCÉNICAS se otorga el premio Cultura Gitana a título póstumo al dramaturgo Salvador Távora, que supo relacionar el flamenco y el teatro desde sus inicios en el Teatro Lebrijano y después con una extensa obra creadora; y en la categoría de COMUNICACIÓN, al periodista Antonio Ortega, muy relacionado con Lebrija a través de la Hermandad de los Gitanos y del festival flamenco Caracolá Lebrijana, que precisamente presenta este año 2019.

Todos los premiados en esta edición 2019 son:

Literatura y Artes Escénicas: Salvador Távora
Pintura y Artes Plásticas: Javier Fernández de Molina
Investigación: Fernando Rey
Deportes: Blanca Romero
Comunicación: Antonio Ortega
A la Concordia: Ara Malikian
Música: Familia Morente Carbonell
Nuevos Creadores:  Snétberger Music Talent Centre
A toda una Trayectoria: Pedro Peña Fernández