Sobre Pedro Carrasco

Aficionado a la escritura. 10 años en el programa Camelamos Naquerá de Radio Lebrija

Anabel Valencia y Pedro “El Granaíno”, dos artistas que se gustan sobre el escenario

#EspacioJondo Noche de cante y toque flamenco en el Patio de los Naranjos de la Parroquia de la Oliva en Lebrija

El  jueves 20 de julio se daban cita en el Patio de los Naranjos, en la Parroquia de la Oliva de Lebrija, Anabel Valencia y Pedro “El Granaíno”, con motivo de la LII Caracolá Lebrijana. Acompañada a la guitarra de Manuel Jero, Anabel Valencia se subía al pequeño escenario que se ubicaba en un rincón del Patio de los Naranjos, su hemano, Juan Diego Valencia y su primo Manuel Valencia son los encargados de hacer las palmas y el compás.

Comienza Anabel por tangos. Una de las cosas que admiro de ella es el inmenso respeto que le tiene a los esenarios y como consecuencia al público. Todavía recuerdo a pie de escenario, en una de las últimas Caracolás celebradas en la Plaza del Hospitalillo, mientras era presentada, ella permanecía en pie, y con la cara totalmente blanca, la verdad es que impresionaba. Esa noche vestía con un traje hecho a medida para la ocasión inspirado en los capotes de los toreros; esa noche, rindió a sus pies al público del Hospitalillo.

Empezó como digo por tangos, un poco nerviosa. Pero a medida que se iba dejando llevar por la guitarra de Manuel Jero y su propio compás, iba introduciendo al público en la sensualidad de los tangos, contorneando la cintura, haciendo bailar al público en sus sillas… La noche se prestaba al entendimiento mágico entre el lugar y la artista; por malagueñas, aterciopelando la voz, acarciaba los compases con ternura, con garra, dejando al público enganchado al sonido de su voz.

A la mitad del recital Anabel se dirigió al público para recordar a Pedro Bacán que cumple 20 años desde su desaparición y para recordar a Juan Peña “El Lebrijano” cuando se cumple un año de que ya no está con nosotros. Dedicándoles a ambos su seguiriya. Anabel apasionó con la seguiriya y con la guitarra de Manuel Jero que aportaba sensibilidad y originalidad. Con un público en silencio y entragado. Llegando al final de su recital por bulerías acordándose de su padre y de su hijo, dedicándoles una letritas muy sentidas.

Pedro “El Granaíno” abre su recital, junto a la guitarra de Patrocinio Hijo, por soleá con una voz melosa induciendo su compás al público. Pedro, siendo de Granada, es muy conocedor de Lebrija. De hecho uno de sus referentes es nuestro José Valencia que se encontraba entre el público y dirigiándose a él le agradece sus consejos.  Pedro deja sentenciado que para ser cantaor hay que cantar en ciertos lugares y que uno de ellos sin duda es Lebrija.

Por tientos, Pedro “El Granaíno” nos rememora al desaparecido Enrique Morente y por consecuencia a Federico García Lorca, pues en el álbum Lorca de 1999, Enrique interpreta este poema de Lorca al completo, tema que Pedro “El Granaíno” nos transmite enriqueciéndonos el paladar musical. La noche seguía avanzando y el entorno y el artista hacían de la suyas para estremecer más si cabe las emociones pues, al sonar los primeros compases de la Nana del Caballo Grande que cantaba Camarón se soltaron unos oles. A la vez que Pedro “El Granaíno” nos introducía en sus adentros con la Nana, Camarón deambulaba por los corazones de mucho de los presentes. Terminó su actuación por bulerías, no sin antes invitar a Anabel Valencia a que le acmpañara en un pequeño fin de fiestas, diciéndole que había llorado con su seguiriya.

Flamenco

#EspacioJondo Caracolá 2017_Pedro el Granaíno en el Patio de los Naranjos de Lebrija

 

Flamenco

#EspacioJondo Caracolá 2017_Anabel Valencia en el Patio de los Naranjos de Lebrija

Las mujeres de El Vacie aportan formas de expresión gitanas al clásico de Fuenteovejuna

La obra de Lope de Vega que representa la compañía TNT  con las mujeres gitanas pone de manifiesto los abusos del poder

Las mujeres gitanas de El Vacie, después del éxito con su primera obra La Casa de Bernarda Alba, llegan a Lebrija con la comedia clásica de Lope de Vega Fuenteovejuna. Una obra donde se relata el abuso de poder, incluso del poder visible, manipulado por el poder oculto. Donde los ciudadanos son sometidos a vejaciones, violaciones, sin que los referentes para garantizar la seguridad hicieran nada al respecto. Sometidos sin otro camino que la resignación.

La historia transcurre en la cotidianidad de las vidas de las mujeres de El Vacie, aportando formas de expresión gitanas como ritmos, maneras de hablar… adaptando la obra a la realidad de sus formas, convirtiéndola en una sigular representación y aportando frescura.

Os dejamos aquí un álbum fotográfico de la representación en Lebrija:

Teatro

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna



Flamenco

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna

Teatro

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna

Teatro

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna


Flamenco

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna

Flamenco

Compañía TNT y Mujeres Gitanas de El Vacie_FuenteOvejuna